Valencia, la meca de la nueva gastronomía (más allá de la paella)

  • Pantalla completa
Habitual
1 de 12
Comparte la fotografía
Habitual

Camarena se ha dejado llevar por su pasión por los mercados para desarrollar otros dos conceptos en las plazas de abastos más célebres de Valencia: Central Bar (abierto en el 2012) es una barra de picoteo y raciones que rinde honor a la filosofía del Kilómetro 0 en el Mercado Central de la ciudad; mientras que Habitual, inaugurado en 2015 en el mercado de Colón, está consagrado a los sabores del Mediterráneo, desde Girona hasta Grecia..

Habitual
2 de 12
Comparte la fotografía
Habitual Una de las diversas propuestas valencianas de Ricard Camarena, en el mercado de Colón, que está consagrado a los sabores del Mediterráneo.
Origen clandestino
3 de 12
Comparte la fotografía
Origen clandestino Una de las propuestas emergentes, donde el chef Junior Franco ofrece raciones y tapas con sabores de Asia, Europa y América.
Origen clandestino
4 de 12
Comparte la fotografía
Origen clandestinoUna de las propuestas emergentes, donde el chef Junior Franco ofrece raciones y tapas con sabores de Asia, Europa y América.
Mercado Central
5 de 12
Comparte la fotografía
Mercado CentralEl histórico mercado se asienta como lugar de encuentro gastronómico con locales como Central Bar.
Fierro
6 de 12
Comparte la fotografía
FierroFierro es uno de los más audaces lugares entre la nueva generación de chefs, con una única mesa que se comparte para probar las recetas de tono experimental de Carito Lourenço y Germán Carrizo, discípulos de Quique Dacosta; en Lienzo, el fuerte de María José Martínez es la cocina de producto, de raíz mediterránea, sin mayores sobresaltos; mientras que en Macellum, Alejandro Platero presenta guisos potentes, de sabor casero, en versión aggiornada; por fin, Vertical luce su estrella Michelin desde las alturas: platos de inspiración tradicional bien ejecutados por Jorge de Andrés.
Fierro
7 de 12
Comparte la fotografía
FierroFierro es uno de los más audaces lugares entre la nueva generación de chefs, con una única mesa que se comparte para probar las recetas de tono experimental de Carito Lourenço y Germán Carrizo, discípulos de Quique Dacosta; en Lienzo, el fuerte de María José Martínez es la cocina de producto, de raíz mediterránea, sin mayores sobresaltos; mientras que en Macellum, Alejandro Platero presenta guisos potentes, de sabor casero, en versión aggiornada; por fin, Vertical luce su estrella Michelin desde las alturas: platos de inspiración tradicional bien ejecutados por Jorge de Andrés.
Komori
8 de 12
Comparte la fotografía
KomoriLa vocación cosmopolita que está desarrollando el gourmet valenciano ha traído a la ciudad propuestas centradas en las cocinas del mundo que ya triunfaron en Madrid, como el japonés Komori (del Grupo Kabuki) y Picsa (pizzería argentina del grupo Bestiario). La experiencia del Grupo Kabuki respalda la propuesta de cocina japonesa en la capital del Turia.
Komori
9 de 12
Comparte la fotografía
KomoriLa vocación cosmopolita que está desarrollando el gourmet valenciano ha traído a la ciudad propuestas centradas en las cocinas del mundo que ya triunfaron en Madrid, como el japonés Komori (del Grupo Kabuki) y Picsa (pizzería argentina del grupo Bestiario). La experiencia del Grupo Kabuki respalda la propuesta de cocina japonesa en la capital del Turia.
Mercatbar
10 de 12
Comparte la fotografía
MercatbarSiempre perspicaz, Quique Dacosta ha preferido alejarse de su adorada Denia –donde se asienta el restaurante que le ha llevado hasta el Olimpo de los tres estrellas Michelin– para expandirse en la urbe con tres propuestas distintas y también más terrenales y asequibles. El primer as que Dacosta se sacó de la manga, en 2011, fue Mercatbar, un espacio de espíritu informal, con una decoración que remite a un mercado, amplia barra y una carta inspirada en la culinaria tradicional española –con alguna receta que el chef recoge en sus viajes–, pero con la impronta personal de Quique Dacosta.
Mercatbar 
11 de 12
Comparte la fotografía
Mercatbar  Siempre perspicaz, Quique Dacosta ha preferido alejarse de su adorada Denia –donde se asienta el restaurante que le ha llevado hasta el Olimpo de los tres estrellas Michelin– para expandirse en la urbe con tres propuestas distintas y también más terrenales y asequibles. El primer as que Dacosta se sacó de la manga, en 2011, fue Mercatbar, un espacio de espíritu informal, con una decoración que remite a un mercado, amplia barra y una carta inspirada en la culinaria tradicional española –con alguna receta que el chef recoge en sus viajes–, pero con la impronta personal de Quique Dacosta. 

Aunque los paladares más avezados jamás rechazarán la oportunidad de pisar las viejas baldosas de un templo paellero como Casa Carmela y rebañar el socarrat con cuchara de madera, tal como manda la tradición, es injusto restringir los placeres gastronómicos que depara Valencia a la ingesta de arroces –a menudo tan vapuleados–. 

Por si acaso, habrá que decirlo una vez más: Valencia es mucho más que paella. Quien lo dude, que se deje caer por la capital del Turia y compruebe con sus propias papilas la rica diversidad que hoy atesora la escena gourmet de la tercera metrópoli española. Los propios valencianos no hacen alarde de la profusa actividad gastronómica que tiene lugar en su ciudad, pero basta con apuntarse unas cuantas direcciones para tomar el pulso de la restauración local.

[Lea aquí: Los 50 mejores restaurantes de España]

Gourmet
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios