El lenguaje del color

  • Pantalla completa
El faisán dorado macho es una criatura extravagante
1 de 8
Comparte la fotografía
El faisán dorado macho es una criatura extravagante

También conocido como faisán chino, con sus reflejos rojos y amarillos, cada porción de su plumaje desprende un vibrante color.

El más grande de los faisanes asiáticos
2 de 8
Comparte la fotografía
El más grande de los faisanes asiáticosEl pavo real gris presenta plumas de cola dotadas con ocelli –marcas redondeadas que parecen ojos– que adoptan colores diferentes bajo luces distintas.
Las soberbias plumas de las alas del estornino son de un verde brillante
3 de 8
Comparte la fotografía
Las soberbias plumas de las alas del estornino son de un verde brillanteIndicadoras de una coloración estructural: el color es producido por superficies microscópicamente estructuradas que interfieren y dispersan la luz.
El ave del paraíso real es un ave de color rojo brillante con alas de formas extrañas
4 de 8
Comparte la fotografía
El ave del paraíso real es un ave de color rojo brillante con alas de formas extrañasLa pluma de la cola que muestra la fotografía no tiene propósitos mecánicos; como otras aves del paraíso, la real utiliza estas plumas extraordinarias en un complejo ritual de apareamiento.
El ave rojo del paraíso
5 de 8
Comparte la fotografía
El ave rojo del paraísoEl macho se pavonea frente a sus conquistas potenciales, extendiendo las vibrantes plumas rojas de su cola a modo de gran abanico.
Los rituales de apareamiento del ave lira son tan complejos como sus cantos
6 de 8
Comparte la fotografía
Los rituales de apareamiento del ave lira son tan complejos como sus cantosEl macho dispone un montículo desde el que canta mientras despliega sus plumas en una vistosa danza destinada a atraer pareja.
El turaco de testa roja muestra su color mediante porfirinas
7 de 8
Comparte la fotografía
El turaco de testa roja muestra su color mediante porfirinasUna colección modificada de amino ácidos presentes en sus plumas.

El fotógrafo Robert Clark, ganador del premio National Geographic, es el autor de este libro en el que, a través de más de 60 deslumbrantes fotografías, muestra el fascinante e inabarcable universo de las plumas de las aves. Dice un principio de diseño que “la forma sigue a la función”, es decir, que debe adaptarse a su utilidad. En el caso de las plumas, según palabras del propio Clark, ese dogma se formula con una segunda variante, “la belleza sigue a la forma”. Porque es verdad que todas tienen su función: en algunos casos es primordialmente la de volar; en otras, la de guardar el calor, o la de atraer a la pareja. Y también es verdad que todas las que ha recopilado Clark tienen una colorida y sorprendente belleza. Entre las diez mil especies de aves existentes, la evolución ha producido una asombrosa variedad de plumas para cada una de esas funciones, y algunas de las más bellas integran esta fascinante publicación. Feathers, editado por Chronicle Books, cuenta con un prefacio a cargo de Carl Zimmer, escritor especializado en Biología y otras ramas científicas, autor de una docena de libros.

Gentlemanía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios