'Pop Soul', la mayor exposición de Darío Villalba

  • Pantalla completa
'Hombre'
1 de 7
Comparte la fotografía
'Hombre'

Darío Villalba.' Hombre', 1965 – 1969. © Darío Villalba. VEGAP Madrid, 2019 © Foto: Pedro Albornoz.

De 1973
2 de 7
Comparte la fotografía
De 1973

A la izquierda, 'La espera blanca', 1973. A la derecha, 'Pies vendados', 1973. © Darío Villalba. VEGAP Madrid, 2019 © Fotos: Pedro Albornoz.

'Encapsulados'
3 de 7
Comparte la fotografía
'Encapsulados'

Exposición de Darío Villalba en la Galería Vandrés. Madrid, 1974.

Galería Vandrés
4 de 7
Comparte la fotografía
Galería Vandrés

Exposición de Darío Villalba en la Galería Vandrés. Madrid, 1974.

Gran Premio Bienal de Sao Paulo
5 de 7
Comparte la fotografía
Gran Premio Bienal de Sao Paulo

Exposición de Darío Villalba en la Galería Vandrés. Madrid, 1974.

Reconocimientos
6 de 7
Comparte la fotografía
Reconocimientos

Darío Villalba obtuvo el Premio Internacional de Pintura en la XII Bienal de São Paulo (1973), el Premio Internacional del Jurado en la XIII Bienal de Arte Gráfico en Liubliana (1979), el Premio Nacional de Artes Plásticas (1983) y la Medalla al Mérito en las Bellas Artes (2003). También fue nombrado miembro numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (2002)

En la Sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid abre sus puertas 'Pop Soul. Encapsulados & otros', la primera exposición del artista Darío Villalba que logra reunir, en un único espacio, el mayor número de sus encapsulados. Los preparativos de la muestra comenzaron en vida del propio Darío Villalba, antes de su fallecimiento en junio de 2018, junto con la comisaria, María Luisa Martín de Argila. Villalba, nombre imprescindible del panorama artístico español del siglo XX anhelaba ver exhibida su serie de obras en conjunto, sobre todo sus encapsulados, a los que definía como “juguetes patológicos para adultos”.

En 'Pop Soul' se exponen, por primera vez juntos, nueve de sus encapsulados rosas y doce de sus encapsulados negros y blancos. Los primeros fueron realizados a finales de los 60 y se expusieron en la XXXV Bienal de Venecia (1970) mientras que los segundos, con los que obtuvo el Gran Premio en la Bienal de São Paulo, fueron creados entre los años 73 y 74, y fueron expuestos posteriormente en la histórica Galería Vandrés.

La selección de obras que componen la exposición se completa con varias piezas ligadas al tema recurrente de la piel. Un tejido que fascinaba a Villalba para quien el ser humano tiene “dos pieles: una la de siempre, otra su invento, su industria, su propio tejer”. Asimismo, en Alcalá 31 podrán verse varios de sus “emblemas”, piezas consideradas por el artista como su firma, sus señas de identidad.

Con motivo de la exposición se ha publicado un catálogo que incorpora un artículo de Manuel Segade —"Habla de ancestro"—, otro de la comisaria María Luisa Martín de Argila, y una autobiografía contada en las palabras del propio Darío Villalba, que ya formó parte del catálogo de su exposición celebrada en 2007 en el Reina Sofía y que se presenta ahora en una versión ampliada y revisada.

Darío Villalba (San Sebastián, 1939 – Madrid, 2018), cosmopolita, pintor y fotógrafo, pronto se sintió atraído por el arte conceptual y pop, del que se apropió para extraer su propio lenguaje y aplicarlo a la fotografía reinventada en pintura. Residió en Estados Unidos en los años 60, lo cual le marcó tanto a nivel personal como artístico. Fue testigo de 'Flowers', la exposición de Andy Warhol, y de la desmedida y claroscuros de 'Manhattan', lo que le llevó a realizar lo que llamará 'Documentos básicos', un diario fotográfico de instantáneas particulares —asépticas, marginales— que obtendría en tiendas de segunda mano, prensa y archivos de sus viajes, y que se convertirían en sí mismos en archivo propio que revisitará a lo largo de su carrera.

Sus encapsulados o crisálidas se convirtieron muy pronto en el eje de su obra. Los primeros fueron expuestos en la XXXV Bienal de Venecia (1970), lo que le granjeó reconocimiento internacional. También definidas por él como “Pieles-cristal… órgano y psique se alimentan de plástico y aluminio. Coexistencia”, intenta en ellas “reflejar y nombrar lo innombrable”: la condición humana, el alma, la redención. Tras ellas, realiza una segunda serie de 'encapsulados' en las que opta por evitar el color rosa e incorporar el negro, insertando en ellos instantáneas cargadas de emocionalidad y evocación que apenas modifica.

 

Gentlemanía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios