La moda de las barberías: un fenómeno que se extiende por toda España

  • Pantalla completa
Compadre (Madrid)
1 de 7
Comparte la fotografía
Compadre (Madrid)

Más que una barbería al uso, lo denominan un club de ocio para el hombre. Pues aquí, además de cuidados estéticos, también se puede tomar una copa. “Buscamos aportar al cliente un servicio completo, elevando el oficio hasta convertir los resultados en obras de arte. Hemos instaurado un afeitado con tratamiento ritual spa, con el que queremos que el cuidado de la barba sea toda una experiencia relajante”, cuentan. Su local es un homenaje visual a los años 50, con mobiliario a lo Mad Men y pin ups en las paredes.
Infantas, 10 + Tfno.: 918 320 183 + compadre.online

The Barber Shop by Paco López (Sevilla)
2 de 7
Comparte la fotografía
The Barber Shop by Paco López (Sevilla)

“La barbería ha existido siempre; lo que hemos conseguido en estos últimos años es evolucionar además de dignificarla”. Paco López es una institución entre los barberos españoles, lleva 25 años en el oficio y 16 con espacio propio. Para él, lo más destacado de esta moda es que “se ha recuperado el afeitado clásico a navaja y los arreglos, rescatando esos rituales de sensaciones con esencias cítricas y toallas aromatizadas”.
Padre Damián, 17 / Luis de Morales (Edificio Meliá Lebreros), 2 Tfno.: 954 087 879 / 955 224 630 + thebarbershop.es

La Barbería de Gràcia (Barcelona)
3 de 7
Comparte la fotografía
La Barbería de Gràcia (Barcelona)

Dentro de las tendencias en barbería, el estilo vintage es el más asentado, algo que Jordi Pérez lleva a cabo desde su establecimiento en el barrio de Gràcia. “Más que romanticismo, yo veo una mirada nostálgica e idealizada a los tiempos de antaño, y es ahí donde las barberías encajan como anillo al dedo”, asegura. Confirma que lo que empezó como una moda en plena crisis económica, en 2008, ahora es algo mainstream, alejado de esta “imagen retrosexual de tipo leñador con camisa a cuadros de hace unos años, ahora se busca un estilo más práctico”.
Torrent de l’Olla, 198 + Tfno.: 932 173 395 + www.labarberia.net

La barbería del Tío Jorge (Zaragoza)
4 de 7
Comparte la fotografía
La barbería del Tío Jorge (Zaragoza)

Sus barberos old school son casi una tribu urbana dentro de Zaragoza. Jorge Villarroya es el ‘patriarca’ de todos ellos, y por eso su establecimiento es una referencia en España. “Los hombres que han pasado por una barbería no volverán a una peluquería unisex”, cuenta. Han recuperado detalles de la barbería de antaño: afeitados y arreglos de barba con toalla caliente, navaja, brocha y un buen enjabonado. “Trasladamos a nuestros clientes a los años 20, cuando más brilló la barbería”, asegura.
Virginia Woolf, 2 + Tfno.: 658 062 813 www.labarberiadeltiojorge.com

Barbería de Iván (Madrid)
5 de 7
Comparte la fotografía
Barbería de Iván (Madrid)

Abrió su local en 2011, pero Iván Rodríguez Carmona es uno de los mejores representantes de este oficio en la capital desde hace 20 años. “Por mucho que firmas de cosmética hayan intentado quitar la barba e incentivar el bigote, el 90% de los clientes le terminan sacando beneficio, es cómoda y les favorece”. Recomienda el uso de bálsamo para la barba, “de olor a pino”, añade, y también utilizar champú específico. Pero sobre todo, hacer algo que suele olvidarse: peinar la barba.
José Abascal, 35, local bajo izda. + Tfno.: 914 411 379 barberiadeivan.com

Malayerba (Madrid)
6 de 7
Comparte la fotografía
Malayerba (Madrid)

Fue una de las primeras barberías de nueva hornada en Madrid y crearon tendencia. Han desarrollado, incluso, una línea de productos artesanales y ecológicos para la barba. “La tendencia en barbas es corto por los laterales y larga en el mentón, pero no tanto como antes; incluso se vuelve a llevar el bigote”. Recomiendan ir al barbero cada 15 días y, entre tanto, mantenerla en casa: “Comodidad ante todo”.
Plaza Dos de Mayo, 3 + Tfno.: 912 163 900 www.barberiamalayerba.es

En la antigüedad, el vello facial era algo exclusivo de los dioses. Desde los faraones y sus barbas estrechas y largas, hasta el imaginario griego, con Zeus o Poseidón entregados a la virilidad a través de su largas perillas. Hoy, ya no es solo cosa de hipsters de Brooklyn que, desde la globalización, amplificaron su estética a todo Occidente.

Las barbas llevan más de una década instaladas en las rutinas estéticas de los hombres contemporáneos y, por el momento, han superado la denominación de moda para convertirse en una posibilidad más dentro de la imagen masculina.

Según los datos de la web Barberías con Encanto, en el año 2017 se abrieron en España más de 400. Un negocio sin freno surgido a la sombra de una tendencia que ha creado una necesidad real. Porque el hombre quiso comodidad y no afeitarse a diario, pero después se ha dado cuenta de que debe también cuidarse este vello.

“Los barberos estábamos diluidos en las peluquerías, ahora el oficio ha reflotado; el público cada vez va más a las barberías a arreglarse la barba, el hombre se ha dado cuenta de que es muy difícil hacérselo uno mismo, nuestro rostro es asimétrico”, cuenta Iván Rodríguez Carmona, dueño de la Barbería de Iván de Madrid.

Lo cierto es que según Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética), en 2017, dentro de los productos de higiene personal del hombre, los de afeitado han evolucionado en negativo, un 2,4% menos, por segundo año consecutivo.

Esto demuestra que el hombre se está volviendo más cómodo, que la barba no es algo de unos pocos, y que rasurarse la cara cada día resulta, incluso, molesto para la piel. Desde Malayerba, una referencia en arreglos masculinos faciales hablan con rotundidad: “La barbería ha venido para quedarse, el hombre estaba demandando su espacio en la cosmética y, por fin, lo ha encontrado”.

Estilo Hombre
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios