Ocho modelos de zapatos: quiénes los inventaron y quiénes los llevaron

  • Pantalla completa
Estilo y tacón de aguja
1 de 17
Comparte la fotografía
Estilo y tacón de aguja

El zapato de tacón de aguja nació en 1952, cuando Salvatore Ferragamo presentó un par de décolletté para mujer con un tacón fino de diez centímetros, reforzado interiormente por un alma de metal. Actrices como Marilyn Monroe o Sofía Loren (en la imagen) lo hicieron famoso. Hoy se fabrican con piel teñida, punta abierta y tacón de siete centímetros. Ferragamo creó también los llamados zapatos de cuña, que presentó en 1938 y que tuvieron mucho éxito en los años sesenta y setenta.

2 de 17
Comparte la fotografía

Salvatore Ferragamo probándole a Sofía Loren, en los años cincuenta, uno de sus modelos de tacón de diez cms.

Bailarina se nace
3 de 17
Comparte la fotografía
Bailarina se nace

De piel blanda, escotadas, ribeteadas con una cinta del mismo tono y un pequeño lazo en la punta. Sin forro, ligeras, flexibles y muy planas. Son las bailarinas, inspiradas en las zapatillas de ballet clásico. Resultaban casi naif en los pies de un icono de la elegancia como Audrey Hepburn, que las llevaba tanto en Vacaciones en Roma o en Sabrina como en su vida privada; resultaban incluso sexy si quienes las llevaban eran Brigitte Bardot o Marilyn. 

4 de 17
Comparte la fotografía

Brigitte Bardot en 1960 y las bailarinas de Prada en la actualidad.

Beatlemanía
5 de 17
Comparte la fotografía
Beatlemanía

Ciertamente, los botines negros de piel no los inventaron los Beatles, pero gracias a ellos se convirtieron en un triunfo comercial y de costumbre. Hoy, este modelo, cómodo y elegante, ha recuperado su prestigio, y algunas de las principales firmas de calzado han empezado o vuelto a producirlos. Entre los más refinados son los de Fratelli Rossetti: los Beatles más clásicos, en piel de becerro negra con goma lateral, cuestan 330 euros.

6 de 17
Comparte la fotografía

The Beatles, en 1963. El cuarteto de Liverpool lo llevaba como parte de su uniforme. 

Sobre cuerda
7 de 17
Comparte la fotografía
Sobre cuerda

Expresión pura de una refinada elegancia veraniega son las alpargatas, utilizadas en España desde el siglo XIV. Tienen la suela de cuerda de yute, o de cáñamo, y la pala de algodón o lino. Desde luego, hay que saberlas llevar. El actor David Niven se atrevía con un par blanco, Alberto Moravia las llevaba con pantalones doblados por los tobillos, Pablo Picasso con pantalones de cuadros y camiseta de marinero.

8 de 17
Comparte la fotografía

Pablo Picasso en 1960, en Cannes, con alpargatas, camiseta de marinero y pantalones de cuadros.

La religión inglesa del calzado
9 de 17
Comparte la fotografía
La religión inglesa del calzado

Church’s es el símbolo del calzado inglés clásico, con modelos con cordones, como el Oxford, también conocido como Diplomat, cuya forma se dice que data del siglo xviii. Thomas Church, de Northampton, el antiguo bastión del arte inglés de la zapatería, fundó su fábrica en 1873 junto con sus hijos Alfred, William y Thomas. Un año antes había inventado una máquina para coser la pala y la suela, la Goodyear: conseguía resultados iguales o mejores que los de la costura artesanal, y permitía producir un calzado de calidad en mayores cantidades.

10 de 17
Comparte la fotografía

Los Church’s tuvieron un éxito tal que en 1921 la firma abrió una tienda en Londres, en Oxford Street, y en 1930 en Madison Avenue, en Nueva York. En la imagen, Gary Cooper en los años 40.

Mr. Smith presumía de ellas
11 de 17
Comparte la fotografía
Mr. Smith presumía de ellas

Las Adidas Stan Smith se pusieron a la venta en 1965 como el primer modelo de zapatillas de tenis de piel. Estaban dedicadas a un campeón emergente, el californiano Stan Smith, que llegó a ser el número uno en 1972. Durante su larga carrera, Smith consiguió 61 títulos en dobles y 39 en individual. Elegantes y sólidas, las Adidas Stan Smith han tenido, y siguen teniendo, un éxito extraordinario incluso fuera de los campos de tenis; a día de hoy se han vendido más de 30 millones de pares en todo el mundo. Cuestan a partir de 80 euros.

12 de 17
Comparte la fotografía

Stan Smith, en 1972.

Los pies desnudos del mito
13 de 17
Comparte la fotografía
Los pies desnudos del mito

Las usaban los griegos, los romanos y los persas. Pero también los frailes. Hoy es el calzado de verano preferido por las mujeres. Planas, con pequeña plataforma o con un tacón vertiginoso; sencillas, con tiras de piel trenzadas, o también decoradas con preciosas joyas, las sandalias, antaño una simple suela de cuero atada al pie, evolucionan con el paso del tiempo. En efecto, la forma más primitiva de calzado se fabrica hoy con la única intención de resaltar el pie y mostrarlo desnudo en público, de un modo impensable hasta la Segunda Guerra Mundial. 

14 de 17
Comparte la fotografía

El pionero de las sandalias de mujer está en Capri, en la boutique Canfora. Aquí, desde 1946, Amedeo Canfora y las generaciones siguientes han vestido los pies de princesas como Grace Kelly o Carolina de Mónaco, de actrices como Anita Ekberg o –una vez más– la Loren, y de la inolvidable Jackie Kennedy (en la imagen).

Bellas a todas horas
15 de 17
Comparte la fotografía
Bellas a todas horas

Yves Saint Laurent le consideraba un maestro creando zapatos y por este motivo, en los años cincuenta, le quiso en su taller. Se trata de Roger Vivier, el padre de las llamadas Belle de jour, un zapato bajo (aunque también existe el modelo con tacón) de charol, blanco, negro o de color, con la punta ligeramente cuadrada en la que se aplica una hebilla de metal. 

16 de 17
Comparte la fotografía

Estos zapatos han hecho historia porque son fruto de la colaboración de dos grandes diseñadores, pero también porque debutaron en los pies de Catherine Deneuve, en la película de Luis Buñuel 'Belle de jour' (en la imagen, el director, Deneuve y Sorel en el set del filme), de la que tomaron su nombre. Hoy, después de cuarenta años y de 120.000 pares vendidos, siguen siendo indispensables en un armario femenino. Cuestan a partir de 420 euros. 

Si hay un elemento del vestuario que define a quien lo lleva, ése es el calzado. No es un complemento, sino una pieza fundamental a cuya elección solemos dedicar una atención mayor que a otras prendas.

Naturalmente, existen modas y tendencias, sobre todo en el ámbito del calzado femenino, que se traducen en la más variopinta oferta de formas, alcanzando a veces lo increíble, y otras, lo sublime.

Hay, sin embargo, modelos que van más allá, que han marcado una época y un estilo imperecedero. Gentleman ha seleccionado ocho modelos, algunos nacidos de la intuición de un diseñador, otros con formas clásicas que perduran gracias a su funcionalidad.

Estilo Hombre
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios