Así es el armario del perfecto caballero en primavera

  • Pantalla completa
La puerta a la verdadera elegancia
1 de 11
Comparte la fotografía
La puerta a la verdadera elegancia

Noemí Vázquez (Ilustración: Fernando Vicente)

Todo lo que debe tener
2 de 11
Comparte la fotografía
Todo lo que debe tener

El guardarropa perfecto para el gentleman debe ser amplio para poder reunir todo lo necesario que, por básico que sea, no deja de ser imprescindible en su estilo. Corbatas, cinturones, bolsas de equipaje, pañuelos, sombreros y varios pares de zapatos de diferentes tipos y colores. (Ilustración: Fernando Vicente)

El arte del nudo
3 de 11
Comparte la fotografía
El arte del nudo

Los nudos de corbata más elegantes, de menor a mayor grosor, son: “Four in Hand” para corbatas de punto, y Medio Windsor y Windsor para corbatas ligeras, por ejemplo, de seda.

1.Nudo Windsor
2.Nudo Medio Windsor
3.Nudo ‘Four in hand’ o Americano

(Ilustración: Fernando Vicente)

Imprescindibles
4 de 11
Comparte la fotografía
Imprescindibles

A la izquierda, arriba, pañuelo para el blazer. De tamaño inferior al que se lleva en el pantalón. Para ocasiones formales sobresale de la chaqueta en dos picos o en línea, es decir, recto.
Abajo, los ‘Pumps’ se reservan para gala, los de cordones acompañan al traje, y los ‘Derby’ y los ‘Blucher Wingtip’ se destinan en exclusiva al ocio. (Ilustración: Fernando Vicente)

Una primavera elegante
5 de 11
Comparte la fotografía
Una primavera elegante

En la estación de tránsito hacia el caluroso verano, las chaquetas siguen jugando un papel fundamental en el armario del gentleman. Las camisas armonizan su combinación y los polos se convierten en el aliado perfecto para los días que avecinen el verano. (Ilustración: Fernando Vicente)

Tejidos primaverales
6 de 11
Comparte la fotografía
Tejidos primaverales

Los tejidos con los que se confecciona la camisería de primavera son, principalmente, el algodón y el popelín. Las telas, sin abandonar la sobriedad, utilizan colores más vivos para los cuadros Vichy, las rayas y los juegos geométricos en una misma tonalidad. (Ilustración: Fernando Vicente)

El traje
7 de 11
Comparte la fotografía
El traje

La armonía y elegancia del traje se obtiene prestando atención al bajo del pantalón, largo y ancho de la chaqueta, la solapa y el nudo de corbata. Como pautas imprescindibles:

- El nudo debe lucirse ceñido, pero no apretado
- El pantalón debe descansar sobre el empeine y cubrir el talón sin rozar la suela
- El puño debe sobresalir 1 cm de la chaqueta
- Cerrado, el primer botón no debe formar una “X”

(Ilustración: Fernando Vicente)

Un espacio para el verano
8 de 11
Comparte la fotografía
Un espacio para el verano

Si por algo se caracteriza el perfecto caballero, además de por sus modales y gustos refinados y exquisitos, es por tenerlo todo controlado. El concepto de improvisación carece de sentido en un armario que, por mucho que parezca que queda para la llegada del verano, siempre está preparado. (Ilustración: Fernando Vicente)

Estampados
9 de 11
Comparte la fotografía
Estampados

Las telas de la sastrería ya no varían de una estación a otra, todos los tejidos son de peso medio, a excepción del lino, y de un único color. La única fantasía para un traje se traduce en los estampados de ojo de perdiz, raya diplomática o príncipe de Gales. Para el tiempo de ocio, la chaqueta se puede vestir con camisa y sin corbata, junto con pantalones y calzado sport. (Ilustración: Fernando Vicente)

El predominio de lo fino
10 de 11
Comparte la fotografía
El predominio de lo fino

Junto con el algodón y el popelín, utilizados en primavera, para el verano se reservan otras telas de menor gramaje, como el lino, con las que se confeccionan camisas destinadas al tiempo de ocio y que se pueden lucir sin corbata. Las rayas y cuadros se combinan en dos tonos y los colores rojo y amarillo se reservan para estampados como el ojo de perdiz o los cuadros Vichy. (Ilustración: Fernando Vicente)

La primavera nos acerca un mundo de color y alegría que debería tener su reflejo en la ropa que llevamos. Toca saber cuáles son esos colores y combinaciones con las que disfrutar relajada, pero también elegantemente, de la época más placentera del año

El estilo, como la elegancia, recorre y define cada estación. En primavera recupera los tejidos más finos para trajes y camisas y adorna con colores vivos corbatas y prendas para el ocio, por supuesto sin descartar los mejores zapatos, cómodos a la par que elegantes. Tras esta puerta, Gentleman reúne los básicos de temporada que componen el guardarropa esencial del caballero.

 

 

Estilo Hombre
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios