Cada país tiene su traje: los cinco estilos que definen la elegancia

  • Pantalla completa
americano
1 de 10
Comparte la fotografía
americano

Línea recta con manga amplia y un corte en la parte trasera, chaqueta larga, con dos botones y bolsillos con solapa, pantalón palazzo de talle alto y bordillo entre 30 y 40 cm de ancho. (Ilustración: Damiano Groppi)

inglés
2 de 10
Comparte la fotografía
inglés

Solapas clásicas. En la chaqueta, con dos cortes detrás, el primer botón a la altura de la cintura. Bolsillos con solapa, uno de ellos ticket. Pantalón con una pinza y bordillo de 20 a 22 cm. (Ilustración: Damiano Groppi)

milanés
3 de 10
Comparte la fotografía
milanés

Los hombros siguen la forma del cuerpo y las solapas son clásicas. La chaqueta, sin corte detrás. Los pantalones, con una pinza y bordillo de 22 cm que roza el zapato. (Ilustración: Damiano Groppi)

napolitano
4 de 10
Comparte la fotografía
napolitano

Solapas estrechas en forma de lanza. La chaqueta es corta y entallada, con dos cortes en la parte trasera. Los pantalones son bastantes ajustados, 18 cm, y a la altura del tobillo. (Ilustración: Damiano Groppi)

romano
5 de 10
Comparte la fotografía
romano

Adaptada al cuerpo, con solapa clásica (anchura de 9 cm). La chaqueta tiene un solo corte detrás. Pantalones amplios, con bordillo de 20 cm de anchura que roza el zapato. (Ilustración: Damiano Groppi)

Tejido primavera
6 de 10
Comparte la fotografía
Tejido primavera Solaro y Shepherd’s Check.
Tejidos verano
7 de 10
Comparte la fotografía
Tejidos verano Lana fresca y lino irlandés.
Tejidos otoño
8 de 10
Comparte la fotografía
Tejidos otoñoRaya diplomática y Sharkskin.
Tejidos invierno
9 de 10
Comparte la fotografía
Tejidos invierno Checked y Mini pata de gallo.

Históricamente, son cinco los estilos de traje, según el lugar en el que han nacido: inglés, americano, romano, milanés y napolitano. “Pero hoy se funden para atender las peticiones de los clientes”, explica a Gentleman Luigi Gallo, presidente de la Cámara europea de la alta sastrería. Barack Obama, por ejemplo, viste un corte romano, muy apreciado por políticos y hombres de negocios: ‘tres botones reducidos a dos’, con bolsillos aplicados".

[Lea aquí: El armario del perfecto caballero]

La chaqueta más cómoda es la de corte milanés: “Manga amplia pero no ancha, y pantalones con pinzas en la cintura”, continúa Gallo. Los americanos visten un corte recto, con mangas anchas y pantalones de talle alto, llamados palazzo, como los que llevaba Gregory Peck. Los ingleses, muy conservadores, apuestan por chaquetas con hombros sin mucho relleno y dos botones, bolsillo ticket y un solo corte en la parte trasera. La moda de los dos cortes se lanzó en Nápoles en los 50 y hoy se ha redescubierto para una chaqueta desestructurada y corta. 

Estilo Hombre
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios