Abrigos 2018: todas las novedades en la calle y en la pasarela

  • Pantalla completa
Abrigos para el gentleman
1 de 11
Comparte la fotografía
Abrigos para el gentleman

Abrigo de paño de lana beis con solapa de muescas y tres bolsillos delanteros, de Black EMIDIO TUCCI (269 €).

Abrigos para el gentleman
2 de 11
Comparte la fotografía
Abrigos para el gentleman

Abrigo cruzado de espiga en lana y algodón, de BOSS (649 €).

Abrigos para el gentleman
3 de 11
Comparte la fotografía
Abrigos para el gentleman

Abrigo azul en pata de gallo, 100% lana y semiforrado, de HACKETT MAYFAIR (950 €).

Abrigos para el gentleman
4 de 11
Comparte la fotografía
Abrigos para el gentleman

Abrigo jaspeado gris oscuro con cierre de tres botones y bolsillos laterales con tapeta, de TENKEY (399 €).

Tendencias para 2018
5 de 11
Comparte la fotografía
Tendencias para 2018

De izquierda a derecha, modelos de Versace, Louis Vuitton (los dos del centro) y Y Project.

Tendencias para 2018
6 de 11
Comparte la fotografía
Tendencias para 2018

De izquierda a derecha, modelos de Balenciaga (los dos primeros) y Berluti (los dos que continúan).

Tendencias para 2018
7 de 11
Comparte la fotografía
Tendencias para 2018

De izquierda a derecha, modelos de Berluti (los dos primeros) y Burberry y Dior.

Tendencias para 2018
8 de 11
Comparte la fotografía
Tendencias para 2018

De izquierda a derecha, modelos de Dior, Ferragamo (los dos del centro) y Gucci.

Tendencias para 2018
9 de 11
Comparte la fotografía
Tendencias para 2018

De izquierda a derecha, modelos de Hermès, JW Anderson (los dos del centro) y Lanvin.

Tendencias para 2018
10 de 11
Comparte la fotografía
Tendencias para 2018

De izquierda a derecha, modelos de Missoni, Paul Smith (los dos del centro) y Dries Van Noten.

Aunque el tiempo es cada vez más benigno, todavía son muchos los días fríos en que el calor que proporciona un buen abrigo es más que bienvenido. Hoy la tecnología no solo se ha impuesto en la oficina, sino también en cosas, otrora impensables, como las lanas. Aunque la de merino todavía tiene por delante un éxito permanente, lo cierto es que ahora los abrigos confeccionados con esta lana cuentan con fibras sintéticas que repelen el agua, transpiran el calor corporal y hasta cargan la batería del móvil. Si no hace mucho los tejidos más técnicos estaban reservados para los deportes de montaña, hoy caminan también por la ciudad, y parece que esta nueva moda terminará consolidándose.

Estos abrigos, normalmente con forma de parka, además de empezar a tener estilo propio, son ligeros, abrigan más y son muy versátiles, lo que hace que en países como Italia la parka acompañe incluso al traje. Su protección contra el frio, su ligereza, sus amplios y variados bolsillos y su capucha, mejor rematada en pelo, la convierten en una prenda muy agradable para estos días invernales.

[Le puede interesar: Gabardinas, la vigencia de una prenda que continúa marcando estilo]

Las horas menos frías permiten elegir una de las prendas de esta temporada, la cazadora de piel tipo biker, que ya no solo visten amantes de la música rock o de las bicilíndricas; su estilo desenfadado, atemporal y de colores más allá del negro, la abren a un público muy amplio.

Los acolchados siguen un año más de actualidad. Su ligereza y el calor que proporcionan sus plumas de oca los convierten en prendas muy cómodas y agradables de llevar en el día a día. De no ser el frio muy extremo, su alternativa sin mangas es una interesante opción. Los chaquetones y las cazadoras tipo bomber de ante, aunque abrigan menos, vuelven a estar de moda, y aportan un toque chic y más vestido al conjunto. Otra opción interesante para el sport es el peacoat, un abrigo con una clara inspiración pesquera. 

[Lea aquí: 50 claves necesarias del buen vestir]

Para los abrigos que acompañan al traje, la lana, tanto virgen como meltón, la exclusiva cachemira y el elegante pelo de camello, son opciones más lógicas, además de más especiales. Toca recordar que la chaqueta, tanto de traje como de sport, debería quedar oculta tras el abrigo; de ahí que todo abrigo que fuera menos largo de un tres cuartos no sería el más apropiado para un conjunto con chaqueta. Los colores más frecuentes siguen siendo el gris, el marrón y el azul marino. Otros colores como el burdeos o el verde botella, o estampados como los tweed, ganan poco a poco más adeptos y empiezan a compartir espacio con los tonos más clásicos. Dicho esto, de no contar con un largo abrigo azul marino este debería ser siempre la primera elección.

La elección del abrigo de traje depende del gusto personal y del número que se posea. Si va a ser el primero, el crombie resulta la mejor opción al ser válido tanto con traje como de sport. Mejor optar por la versión de hilera sencilla y por un color clásico como el azul o el gris. Si se quiere algo especial, nada como coserle en el cuello una tapeta de terciopelo. El modelo covert es otro abrigo que fusiona elegancia y polivalencia, pudiéndose vestir tanto con unos jeans como con una blazer. De buscar un abrigo serio o muy vestido, que pueda usarse tanto con traje como con un esmoquin, el chesterfield es la mejor alternativa.

Estilo Hombre
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios