Finollo, la mejor camisería italiana

  • Pantalla completa
Fachada
1 de 8
Comparte la fotografía
Fachada

Fachada y entrada de la tienda Finollo, perfecto ejemplo de estilo Liberty. Después de más de un siglo, también sigue teniendo los mismos propietarios: la tercera generación de Finollo.

Interior
2 de 8
Comparte la fotografía
Interior La tienda tiene apenas 40 m2, incluido el probador, y ha mantenido a lo largo de los años su decoración y su fachada originales.
de vestir en piqué
3 de 8
Comparte la fotografía
de vestir en piquéAl lado de a camisa, de izquierda a derecha y arriba abajo: puños, la confección de una camisa de vestir en piqué rayado (a la izquierda) requiere 30 horas de trabajo. Los puños para gemelos no son dobles y tienen ángulos achaflanados (puño redondo); sujeción, el tirante sirve para sujetar la camisa por dentro de los pantalones. Está rematado con dos ojales en los que se abrochan dos botones que deben coserse en el interior de los pantalones; pechera, enriquecida con jaretas verticales, que se realizan tirando ligeramente de los hilos del tejido para posteriormente coserlas una a una perfectamente al hilo; y ojales, el punto fuerte de la pechera son los ojales, realizados con una máquina optimizada por el propio fundador del taller. En relieve: no deben aplanarse durante el planchado.
El director
4 de 8
Comparte la fotografía
El directorRoberto Linke, director de a firma.
CLÁSICA DE DÍA, DE ALGODÓN CON INICIALES
5 de 8
Comparte la fotografía
CLÁSICA DE DÍA, DE ALGODÓN CON INICIALESAl lado de la camisa, de arriba abajo y de izquierda a derecha: puños, para la camisa de día clásica (a la izquierda) se necesitan 12 horas de trabajo. Los puños tienen un ángulo especial, y el ojal siempre es horizontal y llega casi al pespunte que remata el puño; escudo, bordado a mano sobre el dibujo hecho con un sello apropiado, el escudo contiene las iniciales de su dueño y la fecha de confección; y siempre está un palmo por encima de la cintura; fondos, son dos y rematan la parte final de los costados de la camisa a medida. Se trata de trozos de tela, aplicados a mano, que sirven de refuerzo a la estructura de la camisa; y cuello finollo, el ángulo que dan la inclinación y la separación de las puntas del cuello es diferente para cada persona y debe adaptarse a las solapas de la chaqueta y al nudo de la corbata.
MILRAYAS DE SPORT CON CUELLO ABOTONADO
6 de 8
Comparte la fotografía
MILRAYAS DE SPORT CON CUELLO ABOTONADOAl lado de la camisa, de arriba abajo y de izquierda a derecha: botones, en la camisa de sport (a la izquierda), los botones también son de nácar y están realizados a partir de la concha entera, de la que se mantiene el grosor original; cuello abotonado, más pequeños y delgados que los normales, y su lugar de pegado se marca en la camisa terminada y colocada sobre el maniquí con el cuello abrochado; abertura de la manga, depende de su largo, pero en general es de 15 cm. Dicha abertura queda reforzada por una tira de tela mimetizada con la de la camisa; y tirilla, parte en la que se hacen los ojales. Se trabaja por separado y después se aplica. La tirilla lleva una entretela de lino para garantizar la perfecta adherencia al cuerpo.
Materiales
7 de 8
Comparte la fotografía
MaterialesAlgunos de los arneses básicos en la producción de una camisa.

Para ser elegante no hace falta hacerse notar”: palabra de lord Brummel, maestro indiscutible de estilo. Pero también es cierto que sólo alguien elegante sabe reconocer a sus semejantes, pues nota detalles ignorados por la mayoría: detalles de estilo que, si estuviésemos hablando de una prosa, se buscarían entre los renglones.

[¿Sabe que el mejor camisero de Londres es español? Pinche aquí para conocer más]

En cambio, si hablamos de camisas, se esconden entre las arrugas. Entre esas arrugas que un planchado con arte debería hacer desaparecer, y de las que un sastre huye como el demonio del agua bendita. Y el nombre Finollo no puede hacer más que evocar, si no a un sastre de los que cuesta trabajo encontrar hoy en día, sí a un maestro artesano en el sentido más tradicional de la palabra.

[Lea aquí: El abecedario del auténtico gentleman]

Decir Finollo significa hablar de Génova, una ciudad especial, donde la belleza de los palacios, empezando por los de la vía Garibaldi, nunca es ostentosa; una ciudad que se muestra poco a poco y que revela lo mejor de sí tras los portales, donde escalinatas imponentes y suelos de mármol blanco y negro se descubren en un centro histórico de los más bellos y misteriosos de Italia.

Así es también Finollo, la tienda situada en vía Roma, a escasa distancia de la céntrica plaza de De Ferrari, fundada por Emanuele Finollo en 1899 y que conserva desde entonces la misma decoración y el mismo cuidado con que se confeccionan a mano camisas de caballero (además de corbatas, pijamas, batas y, excepcionalmente, blusas de señora). 

Estilo Hombre
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios