Cómo conservar vinos: de Sevanté y Sub-Zero a Spiral Cellars

Bodegas a medida o salas enteras dedicadas al vino, inspiradas en modelos ingleses o norteamericanos

Foto: La Clark Room, proyecto de la compañía norteamericana Sevanté, con una estantería de madera curvada.
La Clark Room, proyecto de la compañía norteamericana Sevanté, con una estantería de madera curvada.
Autor
Tags
Tiempo de lectura1 min

Es el sueño de todo apasionado inversor y coleccionista de etiquetas de prestigio: disponer de una bodega personalizada diseñada completamente a su medida, tan elegante como una biblioteca; o contar con habitaciones dedicadas exclusivamente al vino. Una expresión máxima de estética, tecnología y producción artesanal cuya inspiración proviene de empresas americanas y británicas. Pueden crear una habitación aislada hecha de vidrio transparente donde las etiquetas se muestren expuestas de una manera muy decorativa iluminadas por luces LED –que no alteran la preservación del vino– o paredes enteras donde guardar botellas que actúen como muros divisorios del ambiente.

Una bodega de la firma Cellas Maison, con paredes de vidrio y luces LED.
Una bodega de la firma Cellas Maison, con paredes de vidrio y luces LED.
Una instalación mural de Bodegas Sub-Zero.
Una instalación mural de Bodegas Sub-Zero.

La 'Clark Room' de la empresa Sevanté es suficiente para conservar más de 3.000 etiquetas y cuenta, en su parte central, con una rueda giratoria de madera curvada al vapor donde cada botella puede ser colocada en horizontal o con una inclinación de hasta 15 grados.

El bastidor completo es de madera curvada, ideado para adherirse a las paredes circulares de la habitación. Otra buena opción para acomodar las botellas en las paredes de la cocina o del salón son las eficientes bodegas a doble temperatura de la empresa alemana Sub-Zero, con paneles adicionales en madera y acero.

Bajo tierra

Una solución muy original y perfecta para aquellos que viven en una planta baja es la que propone Spiral Cellars, que puede ser recreada incluso en la sala de estar. La compañía británica excava hasta tres metros para crear una bodega semienterrada en cemento, lo que proporciona una refrigeración natural por su temperatura y humedad, con capacidad para albergar hasta 1.580 botellas, que además quedan a la vista.

La original Spiral Cellars, una bodega semienterrada para 1500 botellas.
La original Spiral Cellars, una bodega semienterrada para 1500 botellas.
Gourmet

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios