Las gafas progresivas de Keons

Con lentes progresivas Free Form de tecnología alemana de última generación, diseños únicos y a menos de 100 euroos. Así es la última propuesta de la marca

Foto: Los estilosos modelos con lentes de calidad y a un precio menor a 100 euros han hecho de Keons el artífice de la llamada 'revolución de las progresivas'.
Los estilosos modelos con lentes de calidad y a un precio menor a 100 euros han hecho de Keons el artífice de la llamada 'revolución de las progresivas'.
Autor
Tiempo de lectura2 min

Keons se caracteriza por revolucionar el mundo de la óptica. Su diseño, calidad y precio son imbatibles y con sus lentes progresivas esta revolución alcanza su estado máximo. Conseguir unas lentes progresivas de calidad, con diseños a la última y a menos de 100 euros ya es una realidad gracias a la firma valenciana. Poder tener una lente progresiva de diseño para combinarlo con cada look era imposible, pero ya no lo es.

Darse cuenta que se necesita una lente progresiva para ver correctamente puede llevarnos a una sensaciones incómodas de paso de los años, de que nuestra vista no es lo que era y de un gran malestar al no enfocar correctamente ni de cerca, ni de lejos. Con ello pueden venir innatos sentimientos de bajeza y posible angustia, no sólo por los años cumplidos o por la necesidad de adaptarse a los modelos existentes que carecen de modernidad y tendencia, sino sobre todo porque además hay que asumir un desembolso de dinero importante para poder obtener la lente adecuada y ver correctamente. Gracias a Keons, esto ha cambiado: estilosos modelos con lentes de calidad y a un precio menor a 100 euros ha conseguido “La revolución de las progresivas”.

Como indica Nuria Ibañez, responsable de la firma en España “Para nosotros las progresivas es una de nuestras prioridades en nuestra oferta de modelos. Que todo el mundo pueda obtener una lente de calidad, con diseños actuales y únicos y por supuesto, a un precio que sea posible para todos, es calve. Nuestras lentes progresivas son lentes Free Form de tecnología alemana de última generación. Gracias a ello, los campos proporcionados por este tipo de progresivos son más amplios, nítidos y suaves. Todo ello facilita el cambio de visión entre las diferentes distancias y disminuye las aberraciones laterales y el efecto balanceo asegurando así, una fácil adaptación y una máxima comodidad en las diferentes distancias (lejos, intermedia y cerca). Además, incluyen los tratamientos de endurecido y antirreflejante que reducen los reflejos de la luz artificial y protegen tus lentes de los arañazos.”

Una lente para cada persona

Lentes monofocales: se utilizan en los casos en los que tan solo hay que corregir un tipo de problema de visión, como pueden ser la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía. Se caracterizan por tener, como su nombre indica, un solo foco, es decir, una sola graduación y pueden combinar o bien miopía con astigmatismo o bien hipermetropía y astigmatismo.

Lentes progresivas: En el caso que los problemas de visión sean tanto para cerca como para lejos, lo que se necesitaría son gafas progresivas. Ofrecen la solución a las personas que sufren presbicia combinada con algún otro tipo de problema visual, como miopía, hipermetropía o astigmatismo, ya que corrigen todo en la misma lente. Para conseguirlo, las lentes están diseñadas para poder ver de lejos, de cerca y en distancias intermedias.

¿Cómo funcionan? La parte superior de las lentes está destinada para ver de lejos, la parte inferior podrás enfocar de cerca y en la zona intermedia (entre la zona de lejos y cerca) encontraremos progresivamente todas las distancias intermedias. No hay que confundir este tipo de gafas con las bifocales, no son lo mismo. En el caso de las bifocales, el cambio es brusco, sin puntos intermedios.

Gentlemanía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios