Cubebot, la madera se transforma en robot

¿Qué hace tan popular a este juguete que, seis años después de su creación, sigue viviendo en museos y tiendas de todo el mundo?

Foto: Cubetot se caracteriza por adoptar las formas más inverosímiles.
Cubetot se caracteriza por adoptar las formas más inverosímiles.
Autor
Tiempo de lectura59 seg

El diseño y la imaginación al servicio del juguete. Especializado en la creación de muebles y objetos de iluminación, el diseñador norteamericano David Weeks decidió un día probar suerte con otro concepto, algo diferente, más divertido. Nació entonces, en 2010, Cubebot, algo así como un robot de madera con uniones elásticas capaz de adoptar las más imposibles y variadas, pero también realistas, posiciones. Su popularidad ha trascendido el concepto de juguete para convertirse en una especie de compañero, amuleto, diversión o cualquier otro término que explique que haya más de 11.000 imágenes subidas a Instagram con la etiqueta #cubebot y en las más variopintas situaciones.

“Creo que la razón de su popularidad es la simplicidad, la benevolencia, su asexualidad”, explica su creador. Inspirado en los puzzles de madera de tres dimensiones japoneses llamados Shinto Kumi-ki, Cubetot, es producido ahora por la compañía neoyorquina Areaware en diferentes colores, simpre lisos y cada uno con un rostro diferente moldeado solo con una fresadora, sin adhesivos, nada más que madera. Además, se comercializa en tres tamaños diferentes. Desde 8 €.

Su originalidad y dinamismo han hecho de Cubebot algo más que un juguete de madera.
Su originalidad y dinamismo han hecho de Cubebot algo más que un juguete de madera.
Gentlemanía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios