Herno: el gran precursor de la gabardina moderna 'made in Italy'

La marca celebra 70 años orgullosa de su pasado y con un futuro que combina tecnología y la elegancia de sus orígenes

Foto: Exposición L.I.B.R.A.R.Y, en la última edición de Pitti Uomo.
Exposición L.I.B.R.A.R.Y, en la última edición de Pitti Uomo.
Autor
Tiempo de lectura2 min

Cuando en 1971 la firma italiana Herno celebraba su puesta de largo en Pitti Uomo (la feria más importante de moda masculina), difícilmente podían imaginar los Marenzi (la familia tras la marca) que cuatro décadas después serían homenajeados en esa misma feria por su 70 aniversario con una exposición llamada L.I.B.R.A.R.Y. El evento –celebrado el pasado verano en Florencia– supuso un repaso a la historia de una marca que representa el lujo de abrigarse con el mejor estilo en todas las estaciones gracias a una tecnología única y una atención al detalle heredera del mejor 'made in Italy'.

Herno nació en Lesa –a orillas del Lago Maggiore– como muchas otras marcas italianas: de la intuición y la genialidad en las épocas más duras del siglo pasado, en plena posguerra. Su fundador, Giuseppe Marenzi, sin empleo tras la desaparición de la industria aeronáutica de la Segunda Guerra Mundial en la que estaba, decidió pedir trabajo en una empresa local de gabardinas.

Claudio Marenzi, actual presidente de Herno.
Claudio Marenzi, actual presidente de Herno.

No había vacantes, pero él tenía algo clave que ofrecer: para impermeabilizar el tejido de algodón de las gabardinas se necesitaba aceite de castor (el combustible de los aviones militares), algo que él sabía como conseguir… El éxito en la empresa salvó a su familia, decidió montárselo por su cuenta y nació la primera gabardina de Herno, en 1948. Poco a poco, la compañía fue haciéndose un nombre, pero fue quizás su desembarco en Japón, 20 años después de su fundación, lo que la convirtió en un producto deseado a escala internacional.

Imágenes de las campañas de otoño-invierno de 1965-1970.
Imágenes de las campañas de otoño-invierno de 1965-1970.

El resto del planeta, en especial Estados Unidos, sucumbió a un estilo italiano de corte clásico (sus abrigos se hicieron tan famosos como sus gabardinas), pero la marca como tal perdió fuelle a medida que llegaba el siglo XXI, convirtiéndose en el mejor proveedor de otras marcas y dejando Herno a un lado. Hasta que Claudio Marenzi, el actual presidente, y uno de los tres hijos de Giuseppe, tomó las riendas del negocio.

La primera aportación de la nueva generación fue actualizar los tejidos con fibras propias de la ropa deportiva, con un éxito instantáneo. En la actualidad, la compañía reúne un reconocido éxito económico y una decidida apuesta por la ecosostenibilidad, la innovación y el apoyo a los nuevos valores de la moda. Un exponente del 'made in Italy' del futuro.

Estilo Hombre

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios