El arquitecto Fernando Menis deja su huella en Polonia

El español firma un espectacular auditorio multifuncional en la localidad polaca de Torun

Foto: El auditorio está concebido como una espacio multifuncional. / JACOB CERTOWITZ
El auditorio está concebido como una espacio multifuncional. / JACOB CERTOWITZ

El zurek es un plato típico polaco, una sopa servida en un pan redondo al que se ha vaciado de su miga. En la imaginario del arquitecto Fernando Menis sirve también para entender su última obra, el Auditorio Multifuncional Jordanski, en Torun, una bella ciudad del norte de Polonia. “Como en nuestro edificio –explica–, la piel exterior del zurek permanece rígida, y el interior aglutina las diferentes funciones, como si de los múltiples ingredientes de esta sopa se tratase”.

Imagen del exterior del auditorio Jordanski, en la localidad polaca de Torun.
Imagen del exterior del auditorio Jordanski, en la localidad polaca de Torun.

No es el gastronómico el único patrimonio local que Menis ha incorporado al proyecto. Era obligada la integración del edificio en el entorno al tratarse Torun de una ciudad Patrimonio de la Humanidad. ¿Cómo hacerlo? “A través del empleo de materiales –explica el arquitecto–. El interior es de ladrillo rojo, material tan presente en las fachadas del centro histórico que hasta se dice que es posible tocar el gótico en sus calles. El exterior se resuelve con hormigón muy claro, aunque con unos huecos a modo de rasgaduras que deja aparecer el interior. El juego de colores, rojo y blanco, enfatiza esta dicotomía entre la herencia sugerida por el empleo del ladrillo y la tecnología y modernidad de los nuevos desarrollos urbanos”.

Dice Fernando Menis que ese respeto por el entorno es una constante en sus edificios, “porque el lugar es casi tan importante como el proyecto en sí”. No podía ser de otra forma para este canario (Santa Cruz de Tenerife, 1951) que ha desarrollado gran parte de su carrera en las Islas, donde dan testimonio de su creatividad edificios como el Estudio Insular de Atletismo (2007), Magma Arte&Congresos (2005) o la Presidencia del Gobierno de Canarias (1999). “Claro que el paisaje de Canarias ha influido en mi estilo –explica a GENTLEMAN–. Crecí rodeado de tal rotundidad natural, volcánica, laderas abruptas, el mar..., que es imposible que esa grandiosidad no te deje huella de una manera u otra. Pero cuando el paisaje es tan importante en la vida de alguien, aprende a respetar otros paisajes y a tratar de captar la esencia de los mismos. Eso es lo que hice en Torun, donde el paisaje es completamente diferente pero también bellísimo, con la potencia del río Vístula por un lado y el monumental conjunto histórico construido a través de los siglos con el ladrillo rojo por otro”.

Los materiales utilizados juegan constantemente con la combinación del rojo, característico de las fachadas del centro histórico, y un hormigón claro.
Los materiales utilizados juegan constantemente con la combinación del rojo, característico de las fachadas del centro histórico, y un hormigón claro.

El crítico e historiador de la Arquitectura Grzegorz Piatek firmó una de las primeras críticas sobre el auditorio de Torun, inaugurado el pasado 12 de diciembre. “Arquitectura de autor con fuerza, a la cual predigo mucho éxito –dijo sobre el Jordanek–. Espero que suene tan bien como luce”. Todo hace indicar que lo hace. Porque, según el propio Menis, una de las características del proyecto es su sistema de acústica variable, gracias a unas piezas de hormigón que descienden de la parte superior en un juego de volúmenes que proporciona tiempos de reverberación diferentes para cubrir todo el margen posible de actividades: sinfónica, ópera o teatro.

“La función de un edificio es parte intrínseca del diseño –explica el autor–. Y en un auditorio, todo el diseño tiene que girar en torno a la acústica”. No cabe para Menis, sin embargo, ese debate maniqueo entre arquitectura espectáculo y arquitectura social o funcional o sostenible. “No me gusta ese debate –contesta–, supongo que tiene que ver más con la economía y la crisis, y por eso no se ha planteado muy bien. Ahí estoy con Frank Gehry: Lo que importa es hacer siempre buena arquitectura, que no tiene por qué ser cara”.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios