Jaume Betrian, buzoneo a medida

Los folletos publicitarios que mandan a casa están volcados en una aplicación que ya siguen tres millones de personas

Foto: Jaume Betrian, cofundador de Ofertia. / BEATRIZ MERCADER
Jaume Betrian, cofundador de Ofertia. / BEATRIZ MERCADER

Cuenta con media sonrisa que no para de viajar, que se pasa las horas entre aeropuertos, aviones y hoteles, una circunstancia “menos glamourosa de lo que puede parecer”. Es el pequeño precio que tiene que pagar el catalán Jaume Betrian (Cerdanyola del Valles, 1982) por cofundar y dirigir Ofertia, una web y app de éxito, como cantan sus cifras: tres millones de descargas de su app, más de 60 millones de visitas anuales a su web y una facturación en alza (2,8 millones de euros en 2015, un 40% más que el año anterior).

La idea parece sencilla, pero nadie la había llevado a cabo: digitalizar todos los folletos publicitarios que llegan a nuestros buzones, categorizarlos y geo localizarlos, con el fin de poner a disposición del usuario, en su ordenador o móvil, todas las ofertas disponibles en los comercios de su entorno. “Queríamos hacer algo tecnológico, con un nivel de escalabilidad alto, posibilidad de crecimiento global, y que pudiera monetizarse desde el principio”.

Como se adivina de su plural, Betrian no ha estado solo en esta aventura. El punto de partida fue un brainstorming en 2011 con dos compañeros de MBA, Thomas Roggendorf y Oriol Carreras. Entre los tres montaron Ofertia, aunque Carreras vendió sus acciones en 2015 a Bonial.com, lo que convirtió al grupo alemán en máximo accionista, pese a lo que Betrian y Roggendorf continúan al frente de la gestión. “Somos un canal de distribución de publicidad, solo que en vez de interrumpir al usuario con banners molestos cuando lee un artículo, transformamos los anuncios en una información valiosa para la preparación de las compras. Somos de los pocos medios en los que el destino es la publicidad, por eso el engagement con nuestros clientes (marcas, tiendas, supermercados…) es altísimo”.

Pese a la gesta empresarial, Betrian no está seguro de ser un emprendedor nato, “a veces las cosas se dan así, sin pensarlo”, pero reconoce que ha tenido el ejemplo en casa: “Mis padres han creado sus negocios y he visto tanto la parte más dura del sacrificio como la satisfacción de crear valor, empleo, etc”. Acertando con “mano de cirujano” en las inversiones, Betrian y Roggendorf han creado un equipo humano joven, con más de 80 empleados, la mayoría en Barcelona. “El único valor competitivo sostenible para una empresa es el humano, un equipo que siga innovando y te haga seguir siendo competitivo”. De esas oficinas ha salido Geo-Spot, un algoritmo que permite saber “qué porcentaje de los usuarios que consultan los catálogos digitales acaban yendo a la tienda”. Una valiosa herramienta para seguir conquistando mercados, como los de Latinoamérica o los países nórdicos, donde Ofertia ya teje redes.

Personajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios