De Mumbai a Singapur, las nuevas capitales del oro

  • Pantalla completa
De Mumbai a Singapur, las nuevas capitales del oro
CAPITALES DEL ORO
1 de 8
Comparte la fotografía
CAPITALES DEL OROLas ciudades más brillantes. Después de la desaparición del “patrón oro”, este es el pasado y el presente de los más importantes mercados del oro del mundo, instalados en ciudades tan seguras y brillantes como el metal con el que comercian.
NUEVA YORK
2 de 8
Comparte la fotografía
NUEVA YORKLa mayor reserva. Estados Unidos es, después de Sudáfrica, el mayor productor de oro del mundo, con más de 250 toneladas al año. Pese a ello, el mercado del oro de Estados Unidos es el más joven de los grandes mercados del oro. Nació el 31 de diciembre de 1974, tras 41 años de intervencionismo, durante los cuales sólo podían comprar y vender oro un puñado de grandes bancos. El primer mercado del oro, de los muchos que surgieron a raíz de la liberalización, fue el neoyorquino Commodity Exchange, pero seguido muy de cerca por el Chicago Mercantile Exchange (CME), su eterno gran rival. Tras décadas de perseverancia, el año pasado el gigante de Chicago consiguió por fin absorber al NYMEX (COMEX incluido), pero ello no debe sorprender en un país que posee 8.133,5 de las 29.691,7 toneladas de oro que actualmente (marzo de 2009) hay en el mundo; de las cuales –conviene recordarlo– el mercado mundial del oro mueve al año “sólo” unas 4.000.
ZÚRICH
3 de 8
Comparte la fotografía
ZÚRICHComprar, vender y quedarse. Gracias a la ausencia de barreras a la importación y a la exportación, a partir de comienzos de los años 50 (en pleno Gold Standard) Suiza empezó a convertirse en una plaza cada vez más interesante para la compraventa de oro en Europa. El mercado fue promovido directamente por bancos que, durante años, se limitaron a comprar el oro en Londres y a revenderlo a Italia, Oriente Medio o India. Pero en 1968, aprovechando un breve cierre del Bullion Market, las tres mayores entidades bancarias helvéticas (Crédit Suisse, UBS y Société de Banque Suisse, hoy absorbida por UBS) cerraron un trato con el principal productor de oro del mundo, Sudáfrica, y pasaron, de la noche a la mañana, a ser compradores y vendedores directos; negocio al que luego sumaron la adjudicación de todas las ventas de oro de la ex Unión Soviética durante los años 70 y 80. Comparado con entonces, el actual mercado suizo del oro es una mera sombra de sí mismo: tan sólo 60 toneladas en 2008.
HONG KONG
4 de 8
Comparte la fotografía
HONG KONGEl mercado más antiguo. El Gold & Silver Exchange Society de Hong Kong es el mercado del oro más antiguo del mundo. Nació en 1919, en pleno dominio británico. Entre 1947 y 1974 (los años de la célebre “zona de la libra esterlina”), su protagonismo en la región asiática se vio muy reducido, pero tras la liberalización, en un mundo ya en incipiente aunque aún no declarada globalización, el mercado se reveló de inmediato estratégico, pues al abrir y cerrar después que Nueva York y antes que Londres, completaba perfectamente la estructura triangular de un mercado mundial del oro, abierto (en alguna parte) las 24 horas del día. Gracias a ello, a finales de los 80 el Gold & Silver Exchange –cuya sede es un edificio de la céntrica Mercer Street– llegó a mover más de 400 toneladas de oro al año, en parte para el mercado chino, en parte reexportado a países como India, Tailandia, Taiwan o Vietnam. Tras su devolución a China en 1997, la península de Hong Kong se ha convertido en una “región administrativa especial” dotada de gran autonomía: una suerte de “ciudad-casi-estado”, con siete millones de habitantes y una renta per cápita media de 42.000 dólares al año, parecida a la de Nueva York.
MUMBAI
5 de 8
Comparte la fotografía
MUMBAIEl mercado invisible. Antes de 1962 India era el mayor mercado de oro del mundo, y Bombay, la actual Mumbai, su capital. Pero tras la guerra de Indochina, el gobierno indio promulgó la Ley de Control del Oro, prohibiendo a los indios la posesión de lingotes, barras o monedas de oro. Sin embargo, el oro en forma de joyería de menos de 22 quilates siguió siendo legal, lo cual generó un gran mercado ilegal hasta la liberalización de su importación, en 1992. En la actualidad, en India cuentan con autorización oficial para importar oro una veintena de bancos. En 2008 India compró 660 toneladas de oro: un 14% menos que el año anterior, pero aún así –y con diferencia– es el país del mundo que más oro demanda, a saber, casi el triple que el segundo, China.
SINGAPUR
6 de 8
Comparte la fotografía
SINGAPURLa isla del nuevo oro. El mercado del oro de la “Ciudad de los leones”, Singapur, se estableció formalmente en 1969. Al comienzo, en Singapur solo podían comprar y vender oro los no residentes en la zona de influencia de la libra esterlina, y exclusivamente para su uso en joyería o industrial. A los residentes les estuvo prohibido importar oro (sólo se salvaban los “efectos personales” de los emigrantes que regresaban a la patria) hasta la definitiva liberalización del mercado, que tuvo lugar en 1973, y que, sumada a la abolición de la tasa de 3 dólares por onza, vigente hasta entonces, supuso un histórico salto hacia adelante del mercado del oro de Singapur, con la aparición en él de actores como Rothschild, Singmas, Credit Suisse, DBS, etcétera, que lo convirtieron en pocos años en el mayor distribuidor de oro a países como Indonesia, Malasia, Tailandia y Vietnam, así como a parte de India.
LONDRES
7 de 8
Comparte la fotografía
LONDRESLa catedral del lingote. Desde 1919, cuando surgió el célebre London Gold Fixing, la capital de Gran Bretaña no ha dejado de ser jamás la gran capital mundial del oro, tanto en movimiento como en reglas, lo cual no debe sorprender, pues el primer esbozo de mercado del oro se remonta a 1684. Su máximo organismo oficial actual, el London Bullion Market (literalmente “mercado de lingotes”), cuenta con una cartera de clientes en la que se encuentran la mayoría de los bancos centrales del mundo que poseen oro, así como productores, refinadores, fabricantes y hombres de negocios,todos vinculados al noble metal y, con toda seguridad, poseedores de al menos 1.000 onzas (31 kilos) de oro físico, el capital mínimo exigido por la asociación a cada uno de sus miembros. En 2008, el London Bullion Market movió 255 millones de onzas de oro, por valor total de 233 mil millones de dólares. Huelga decir que tamaño poder tiene su origen en la inmensa influencia de la Gran Bretaña colonial durante los siglos pasados. Sudáfrica, Australia, India, Estados Unidos, Canadá: los mayores productores y consumidores de oro del mundo han sido colonias británicas.

El viaje por etapas que propone este reportaje es una auténtica (y curiosa) vuelta al mundo por los seis mercados del oro más importantes de nuestros días. Algunos, como los de Londres o Nueva York, son instituciones que nunca han dejado de estar en la élite que mece la cuna del oro; otros (por ejemplo, Hong Kong) se han visto obligados, pese a su solera y solvencia, a resurgir de sus propias cenizas tras años (en ocasiones, décadas) políticamente críticos en sus respectivos países. Y, por haber, hay incluso mercados invisibles…

[Pinche aquí para conocer la historia del oro]

Sin embargo, la existencia en un país de un importante mercado del oro no significa necesariamente que el estado en el que se halla sea un gran productor del noble metal. Por ello, quedan fuera del tour países tan importantes como, por ejemplo, Alemania, que, con cerca de 3.500 toneladas, es el país del mundo que más oro posee después de Estados Unidos; o Francia, que ocupa el tercer puesto (2.500), casi empatado con Italia, quizá el 'caso' más interesante, pues, pese a ser el mayor comprador del mundo de oro para joyería (más de 220 toneladas al año), su gran reserva nacional de oro solo se explica incluyendo en ella el inmenso tesoro de la Ciudad-Estado del Vaticano: reserva que no aparece en ningún listado y que, sin embargo, una reciente investigación del prestigioso semanario Oggi (realizada con grandes dificultades y trabas) cifra en 3.500 millones de euros, lo que convertiría al Vaticano en dueño de la mayor reserva de oro del mundo detrás de EEUU, y, por supuesto, la mayor –con diferencia– en términos porcentuales.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios