Bruni, Schiffer o Sharon Stone, bajo la mirada de un fotógrafo extraordinario

  • Pantalla completa
Bruni, Schiffer o Sharon Stone, bajo la mirada de un fotógrafo extraordinario
Naomi Campbell
1 de 11
Comparte la fotografía
Naomi CampbellSí, es la diosa de ébano, ese soplo de aire fresco y exótico que arrambló como un tsunami en las pasarelas a finales de los años 80. Gatuna y magnética.
Carla Bruni
2 de 11
Comparte la fotografía
Carla BruniLa ex primera dama francesa recoge la herencia de la deliciosa perversidad de François Hardy. Frescura, sensualidad… algo hay en ella que atrae de manera brutal.
Tina Turner
3 de 11
Comparte la fotografía
Tina TurnerEs un terremoto que, ya en los 60, ya resquebrajaba los cimientos de cualquier escenario. Un estallido de fuerza que se paladea en este retrato. Siempre joven.
Charlote Rampling
4 de 11
Comparte la fotografía
Charlote RamplingSofisticada y enigmática, la actriz británica llegó a la categoría de mito erótico tras protagonizar Portero de noche. Ella es la que se oculta, como un ser misterioso, tras el humo del cigarro.
Demi Moore
5 de 11
Comparte la fotografía
Demi MooreDesfiló como modelo, pero le agarró el cine y también un rosario de matrimonios (unos salieron bien, otros no). Nunca ha perdido esa morena sensualidad.
Claudia Schiffer
6 de 11
Comparte la fotografía
Claudia SchifferAlemana, rubia, con esa cara de no haber roto nunca un plato. En los años 80 reinó en el mundo de la moda. La descubrió el jefazo de la agencia Metropolitan bailando en una discoteca. Apenas tenía 16 años.
Sharon Stone
7 de 11
Comparte la fotografía
Sharon StoneComo otras grandes actrices, Sharon Stone despertó (y aun despierta) pasiones encendidas. Aquí el fotógrafo la ha retratado en todo su esplendor, se nota su piel.
Janice Dikinson
8 de 11
Comparte la fotografía
Janice DikinsonAtrae los escándalos con una facilidad pasmosa. Pero nadie niega que ha sido una de las supermodelos más impresionantes y cautivadoras (con esos carnosos labios) de la historia de las pasarelas.
Aiko T
9 de 11
Comparte la fotografía
Aiko TEsta imagen procede de un libro en el que Michel Comte retrataba a una geisha japonesa llamada, claro, Aiko T. Erotismo en estado puro.
Chanel Story
10 de 11
Comparte la fotografía
Chanel StoryMichel Compte ha realizado editoriales para las grandes casas de moda, de Ungaro a Dolce & Gabbana, pasando, cómo no podía ser menos, por Chanel.

Si no conoce a Michel Comte, este es su momento… Si no a él, al menos puede tener la oportunidad de empaparse de sus imágenes, de sus mujeres, de esa tersa sensualidad que imprime a sus retratos, cincelados en ocasiones con una cálida agresividad y un descaro encantadores. Memoricen la cita: Michel Comte. Retratos, del 10 de febrero al 14 de mayo en el Centro de Cultura Contemporánea La Térmica (Málaga).

Nació en Zúrich en 1954 y es considerado uno de los mejores fotógrafos de publicidad, moda y retratos más solicitados del mundo. Aprendió el arte de las cámaras por sí mismo tras un pasado dedicado a la restauración de arte. Y como ocurre con muchas modelos, alguien le descubrió… En un viaje a París, el diseñador Karl Lagerfeld le gustó como trabajaba Comte y, a partir de ahí, todo fue un ascenso meteórico que le ha llevado a fotografiar las campañas internacionales de marcas como Ungaro, Dolce & Gabbana y Nespresso, entre otras muchas.

[Lea aquí: 40 años de fiesta]

Como si se tratara de un galáctico (él sí que lo es) ha colaborado con Vogue y Vanity Fair y en su objetivo aparecen retratos de Louise Bourgeois, Tina Turner, Catherine Deneuve, Jeremy Irons, Miles Davis (impresionante), Mike Tyson, Sofía Loren o Giorgio Armani. Pero, no nos engañemos, aunque trata muchos géneros –de hecho en la exposición también se exhiben, aparte de su universo glamuroso, reportajes documentales sobre algunas de las zonas más deprimidas del mundo¬–, el tema que más le interesa es el de la mujer…

La mujer en todas sus facetas, del glamour a la intimidad, de su fuerza a su vulnerabilidad. Erotismo, claro, pero también capta con genialidad la parte más cálida y emotiva de las féminas, la alegría de vivir, la seguridad en ellas mismas. La otra cara de la moneda es su inmersión (es un tipo entregado, concienciado) con el lado más oscuro del planeta, de esas personas que no tienen ni un trozo de pan mohoso para llevarse a la boca.

Reportajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios