Relojes Omega, hasta los años setenta

  • Pantalla completa
Relojes Omega, hasta los años setenta
1957. Broad Arrow
1 de 19
Comparte la fotografía
1957. Broad ArrowEs el primer modelo de la familia y recibe este nombre por sus llamativas agujas. Es también el primer cronógrafo en mostrar la escala taquimétrica sobre el bisel.
1959. En el espacio
2 de 19
Comparte la fotografía
1959. En el espacioFue utilizado por el astronauta Walter Schirra en la misión Sigma 2. Esta segunda versión del Speedmaster marca la llegada del bisel de aluminio negro.
1963. Probado por la NASA
3 de 19
Comparte la fotografía
1963. Probado por la NASAEl primer reloj que superó las pruebas de cualificación de la NASA para vuelos espaciales. Fue uno de los últimos empleados en la Luna (1972).
1964. A.C.P.
4 de 19
Comparte la fotografía
1964. A.C.P.Los orígenes del Speedmaster están en la competición automovilística. Este modelo fue encargado por el Automóvil Club Peruano. 50 unidades.
1965. Moonwatch
5 de 19
Comparte la fotografía
1965. MoonwatchEl primer reloj en pisar la Luna, el acontecimiento protagonizado por Armstrong y Aldrin. Se distinguía por su caja asimétrica que protegía la corona y los pulsadores.
1968. Racing dial
6 de 19
Comparte la fotografía
1968. Racing dialLos orígenes no están muy claros pero se acepta que los índices bicolores de minutos, además de las agujas y el logotipo naranja fueron creados para facilitar la lectura del cronógrafo.
1968. Moonwatch con calibre 861
7 de 19
Comparte la fotografía
1968. Moonwatch con calibre 861Este movimiento manual es vital en la historia del Speedmaster, que desde 1970 llevaría impreso “Flight-Qualified By NASA For All Manned Space Missions” y “The First Watch Worn On The Moon”.
1968. Ultraman
8 de 19
Comparte la fotografía
1968. UltramanUn reloj de serie de televisión. Su elemento distintivo es su llamativo segundero naranja. Se desconoce el número de ejemplares que hay.
1969. Alaska
9 de 19
Comparte la fotografía
1969. AlaskaEra el nombre clave que Omega dio para todos los trabajos realizados para la NASA. En el exterior tenía una caja de aluminio desmontable rojo; en el interior, era de titanio.
1969. Edición conmemorativa
10 de 19
Comparte la fotografía
1969. Edición conmemorativaEl primer Speedmaster en oro de 18 quilates, creado en edición numerada y con un raro bisel burdeos. Las primeras unidades de la serie se regalaron a 19 astronautas.
1969. Mark ii
11 de 19
Comparte la fotografía
1969. Mark iiHay que considerarlo el primer rediseño del cronógrafo y amplio la línea Speedmaster. La caja tenía forma tonneau y era más legible.
1971. Mark iii
12 de 19
Comparte la fotografía
1971. Mark iiiDestacó por su caja ‘pilot’ y porque fue el primer cronógrafo automático de Omega, con su calibre 1040.
1972. Alaska ii
13 de 19
Comparte la fotografía
1972. Alaska iiOtro prototipo que mantenía el escudo térmico e incorporaba agujas de subesfera en forma de cohete espacial, para contrapesar, índices luminosos y números radiales en las subesferas.
1973. Speedmaster 125
14 de 19
Comparte la fotografía
1973. Speedmaster 125El primer cronógrafo automático del mundo con certificado de cronómetro. Celebraba el aniversario de la firma y se produjeron 2.000 ejemplares.
1973. Speedsonic
15 de 19
Comparte la fotografía
1973. SpeedsonicRecibe el sobrenombre de ‘Lobster’ por su brazalete y es el primer Speedmaster electrónico.
1975. Apollo-soyuz
16 de 19
Comparte la fotografía
1975. Apollo-soyuz500 piezas que celebran el encuentro espacial de astronautas rusos y americanos. Es además el primero que lleva el escudo de la misión a las 12 h (Patch)
1978. Alaska iii
17 de 19
Comparte la fotografía
1978. Alaska iiiCreado para la lanzadera espacial, buscaba lograr una lectura más fácil, para lo que aumento el tamaño de los números de los contadores. La primera entrega fueron 56 relojes.
1979. Alaska iv
18 de 19
Comparte la fotografía
1979. Alaska ivEl Speedmaster tuvo también un breve episodio digital, y en Omega hicieron esta pieza que incorporaba un sistema lumínico BETA (iluminación sin bombilla). Crearon 12 piezas para los astronautas.

Para entender algunos capítulos de la historia relojera, basta con mirar a la historia de la Humanidad. Eso es lo que hay que hacer para comprender el verdadero alcance de aquel reloj que surgía en 1957, es decir hace 60 años, y cuya vocación era medir, simple y llanamente, los tiempos intermedios como todo buen cronógrafo.

De hecho, el nombre de Speedmaster era una clara alusión al primer objetivo con el que nació y le hizo famoso entre los pilotos de coches. Su sólida estructura era sinónimo de fortaleza ante las vibraciones y los impactos sin perder un ápice de su exactitud. Además, incorporaba una escala taquimétrica en el bisel, con lo que se podían cronometrar sus vueltas con más facilidad que nunca. De hecho, era el primer reloj con esas cualidades... Pero lo que son las cosas, en los años 60 iba a aparecer en escena un reto superior, el que había planteado el presidente Kennedy al comienzo de la década, que el hombre llegara a la Luna.

Lo que parecía ciencia a ficción fue tomando visos de realidad y el Speedmaster de Omega se convirtió en el único reloj en superar las pruebas y controles de la Agencia Espacial norteamericana, la NASA. Y con ello, el único que llegó a la Luna. Sesenta años después sigue sorprendiendo con su diseño y sus cualidades para el cronometraje; y por supuesto, es el mejor testigo de una historia que cambio a la Humanidad.

Relojes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios