50 claves necesarias del buen vestir

  • Pantalla completa
50 claves necesarias del buen vestir
Consejos a la hora de comprar un traje
1 de 11
Comparte la fotografía
Consejos a la hora de comprar un trajeDe izquierda a derecha:
- El dobladillo de los pantalones debe cubrir los cordones de los zapatos y descender ligeramente hasta la altura del talón, deteniéndose a unos 2,5 cm de la vira del zapato. La raya del pantalón debe ‘romper’ a partir de la mitad de la espinilla. Si se marca completamente, los pantalones son muy cortos.

- La cintura no empieza en las caderas, como le han hecho creer. Tampoco en el ombligo, como piensan las mujeres. Está a medio camino. Aunque el hallazgo de su verdadera cintura puede causarle un shock inicial, los trajes le sentarán mejor.

Consejos a la hora de comprar un traje
2 de 11
Comparte la fotografía
Consejos a la hora de comprar un traje

De izquierda a derecha: 
- La largura de la chaqueta no debe ser perceptible. Evite hechuras muy cortas o muy largas. Con las manos pegadas al cuerpo, el dobladillo debe llegar hasta los nudillos, y la manga reposar un cm por encima de la muñeca. 
- El modo en que la chaqueta se ajusta a los hombros es un signo inequívoco para saber si un hombre conoce o no su talla. La chaqueta le sentará como un guante si no sobresale por encima de la hombrera o si, por el contrario, no invade el territorio de la manga. La manga debe dibujar una línea curva desde la hombrera hasta el puño.

Estampados
3 de 11
Comparte la fotografía
EstampadosEn lo que a estampados se refiere, menos es más. No obstante, si apuesta por simultanearlos, siga esta regla: el estampado de la corbata debe ser más atrevido que el de la camisa.
Astaire
4 de 11
Comparte la fotografía
AstaireSolo con un pañuelo de seda. Extiéndalo sobre una superficie plana, cójalo por el centro, dele la vuelta y al bolsillo. La caída de la seda hará el resto.
Churchill
5 de 11
Comparte la fotografía
ChurchillIdéntico al Astaire pero con un toque final: doble las puntas hacia arriba. Traslada un efecto más resuelto. Solo con pañuelos de seda.
JFK
6 de 11
Comparte la fotografía
JFKAdmite cualquier material: seda, lino o algodón. Estilo comedido y preciso, demanda un estampado discreto. Lo lucen hombres a los que confiarías tu dinero.
Bond, James
7 de 11
Comparte la fotografía
Bond, JamesEste estilo surgió en los cafés sesenteros. Vestido por espías, presentadores de informativos o gobernantes, es sencillo e impecable. Lino o algodón blanco.
Cómo guardar la corbata
8 de 11
Comparte la fotografía
Cómo guardar la corbata

Existen dos maneras de guardar una corbata:
1. En posición horizontal en un cajón.
2. Enrollada. Dóblela y, a continuación, enróllela empezando por la parte más estrecha.

Ambos métodos permitirán que la corbata vuelva a su forma original durante la noche.

Colores para combinar
9 de 11
Comparte la fotografía
Colores para combinar Algunos colores están concebidos para combinarse. Otros no. En la imagen figuran las combinaciones que funcionan (y también las que no).
Tejidos clásicos
10 de 11
Comparte la fotografía
Tejidos clásicos

Los grandes tejidos clásicos siempre marcan una buena pauta. De izquierda a derecha y de arriba abajo: ojo de perdiz con tableado, franela rayada (chalk stripe), franela gris, raya punta de alfiler (pin stripe), Príncipe de Gales avellana, lana peinada azul noche, raya punta de alfiler (pin stripe), tejido Oxford gris marengo, lana rayada (chalk stripe) y Príncipe de Gales clásico.

El secreto está en saber interpretar cada regla de estilo en su justa medida, en adaptarlas a cada caso. Y, naturalmente, hacerlo con un imprescindible sentido del humor. Ofrecemos 50 claves imprescindibles del buen vestir que ilustramos con algunas imágenes y consejos. / Ilustraciones: FERNANDO VICENTE

1. Es usted quien lleva la ropa, y no a la inversa.
2. Invertir en calidad a menudo es sinónimo de hacerlo en cosas que no se ven. Como el movimiento interno de un reloj mecánico o las costuras cosidas a mano de una chaqueta o unos zapatos. 
3. Los vaqueros convencionales están bien; los vaqueros oscuros están mejor. Deje los vaqueros ajustados a la cadera y acampanados para las cowgirls. Los vaqueros negros, ni mirarlos.
4. Los famosos siempre van bien vestidos por dos razones: son famosos y una persona se encarga –a tiempo completo– de seleccionar su vestuario. No se desanime. Hágase famoso.
5. Amplíe la paleta de colores de su armario. El rosa, el turquesa y el coral son colores que favorecen a los hombres, aunque ellos no lo crean (eso sí, nada de combinar prendas, solo una de color).

[¿Cómo es el armario del gentleman? Pinche aquí y conózcalo]

6. Las hormas son una herramienta útil, pero solo necesita un par. Utilícelas para los zapatos que se pone a diario. El zapato, templado y húmedo a causa de la temperatura corporal y la transpiración, se contraerá al enfriarse y con ayuda de la horma, volverá a su forma original. La horma le devolverá a su forma en un par de horas. 
7. Vístase para viajar en avión como si fuera privilegio de unos pocos. Empiece por una camisa con cuello y una chaqueta a medida. Si no puede soportar calzar unos zapatos apropiados, unas deportivas de cuero discretas pueden valer. Destierre los pantalones de chándal, no está en el gimnasio. Excepción: volar en su propio jet privado le da carta blanca.
8. Unos zapatos de calidad y bien conservados pueden durarle décadas. Al comprar calzado, recuerde que debe tener suelas y palas de cuero y viras de la mejor calidad. No olvide que los zapatos de cuero son más fáciles de reparar. Excepción: los mocasines pueden estropearse antes. Cuídelos especialmente.
9. Es mejor pasarse de formal que de casual. Ser tachado de excéntrico por llevar un esmoquin a una competición de natación es preferible a llevar unos vaqueros y camiseta a una boda.
10. En el armario del baño no deben faltar: una cuchilla de afeitar, jabón de afeitado, una brocha de afeitar, un peine, desodorante, un cortauñas, gomina, pasta de dientes y un cepillo de dientes. Listo.
11. “Si no goza de un gran atractivo, hágase con un reloj fantástico, acompáñese de un equipaje caro y lleve unas gafas de sol. A Onassis le funcionó.” ­Michael Kors, diseñador.

[Lea aquí: El arte de combinar camisas y accesorios]


12. Compre el traje que le siente bien, no aquel que le gustaría que le quedase bien. Un traje muy ajustado le hará parecer gordo. Uno de una talla superior le resultará más cómodo, pero parecerá un niño de diez años jugando a los disfraces. Entre ambos se encuentra el traje que debe comprar.
13. Impermeable y resistente al agua no son sinónimos, es más, hay una gran diferencia. 
14 .En esa nueva moda de conciliar vaqueros con americana, un pañuelo puede ser un digno sustituto de la corbata. En la columna de la derecha, algunos virtuosos del pañuelo.
15. “Una corbata bien anudada es el primer paso serio que un hombre debe dar en la vida”. Oscar Wilde, escritor.
16. Las mujeres son sexis cuando llevan alguna prenda masculina. Excepción: también cuando la llevan femenina.
17. Los zapatos mojados deben ponerse a secar en un lugar caliente como, por ejemplo, cerca de un horno. Pero tenga cuidado: un secado demasiado rápido puede agrietar el cuero.
18. Desconfíe del hombre que lleva una sudadera de los EE.UU. Las sudaderas de equipos universitarios las llevan dos tipos de personas: aquellas en las que el sistema educativo no hizo mella y las que han pagado cuantiosas matrículas para que sus hijos vayan a la universidad y les gusta que los demás lo sepan. Excepción: olvídese de las sospechas si vive cerca de una universidad prestigiosa.
19. Con un traje cruzado, puede ser admisible llevar desabrochado solo el botón inferior derecho. El resto deben ir abotonados. Si desea estar cómodo, quítese la chaqueta.
20. Algunos colores están concebidos para combinarse. Otros no. A continuación, figuran las combinaciones que funcionan (y también las que no).
21. Existen dos maneras de guardar una corbata: en posición horizontal en un cajón y enrollada. Dóblela y, a continuación, enróllela empezando por la parte más estrecha. Ambos métodos permitirán que la corbata vuelva a su forma original durante la noche.
22. Si usa gafas, tenga en cuenta que deben estar en consonancia con la forma de su cara. 
23. Los grandes tejidos clásicos siempre marcan una buena pauta. Hay diez tejidos que no pueden faltar en el guardarropa del hombre elegante. Del Príncipe de Gales gris o en tonos avellana, aunque siempre con una sutil sombra azul, a aquellos en lana peinada de color azul noche, o los elaborados con la clásica franela gris. 
24. Los calcetines cortos están hechos para hombres británicos y conductores de autobús italianos. 
25. Antes de comprar alguna prenda de color verde, marrón o azul, compruebe su tono a la luz del día. Lo que puede parecerle azul marino bajo una luz fluorescente, en realidad puede ser violeta con luz natural.
26. Hasta un esmoquin bien armado tiene sus limitaciones. Un buen esmoquin puede equiparar a muchos hombres con James Bond, pero eso no significa que posean su atractivo.
27. “Siempre hay que acompañar un buen traje con unos contundentes y muy resistentes zapatos británicos. No hay nada peor que esos delicados zapatos italianos poniendo punto final a una pierna”.­ David Bowie, cantante.
28. No busque inspiración en el estilo de Russell Crowe.
29. Limpie los zapatos marrones, ya sean claros u oscuros, con betún negro. No desconfíe. Este betún les dará sombras más oscuras alrededor de las costuras y gradualmente conseguirá un lustre más y más intenso.
30. En lo que a estampados se refiere, menos es más. No obstante, si apuesta por simultanearlos, siga esta regla: el estampado de la corbata debe ser más atrevido que el de la camisa.
31. Calzar unos zapatos día y noche recortará drásticamente su vida útil. 
32. Tómese su tiempo al comprar zapatos. No se deje engañar por el brillo de su cuero. Para presumir no hay que sufrir –al menos en este caso–.
33. Cuando se trata de relojes, hay dos tipos de hombres: hombres de relojes de cuarzo y hombres de relojes mecánicos. Compre uno de cuarzo si solo le interesa saber qué hora es. Compre uno mecánico si le gustan las máquinas. Excepción: o emule a los presidentes americanos y decántese por uno digital del tipo G-Shock.
34. No descosa los bolsillos de la americana. Si los abre solo conseguirá que se deformen.
35. No necesita abrocharse todos y cada uno de los botones. En un traje de botonadura doble, puede abrocharse solo el superior; en el de botonadura triple, el del medio; y en un traje de botonadura sencilla... no le quedan muchas opciones.
36. El color con más clase para una pajarita es el negro. Excepción: si es usted un inconformista, pruebe con un azul oscuro o un marrón chocolate.
37. Al comprar un traje, independientemente de su precio, preste atención a cuatro aspectos importantes. 
38. Abrir los ojales de los puños de los trajes solía ser un signo de calidad artesana. Ya no. Sabemos que su traje tiene un buen corte, manténgalos cerrados.
39. El nudo de la corbata debe cubrir completamente el cuello de la camisa. De lo contrario, el nudo es muy flojo. 
40. La punta de la corbata debe llegar hasta la cintura.
41. Mientras calcula su longitud, aprenda a hacer una corbata de lazo.
42. Nunca compre nada de color amarillo. Excepción: a no ser que se trate de un Lamborghini.
43. Un hombre no debe ampliar su armario, sino mejorarlo. Eche un vistazo a su armario, seleccione las prendas que le dan empaque y, luego, apueste por las que le den aún más empaque.
44. “El hombre elegante debe transmitir que ha comprado su ropa con inteligencia, se la ha puesto con cuidado y, luego, se ha olvidado por completo de ella”. Hardy Amies, sastre de Savile Row y modisto de la Reina Isabel II.
45. En una fiesta nadie notará si ha perdido un gemelo. Mantenga al solitario en su sitio.
46. Si puede deslizar un dedo entre el cuello de la camisa y el suyo propio le quedará perfecto. Si le queda más holgado, parecerá Krusty el payaso.
47. Nada como un teléfono móvil colgado del cinturón para restarle distinción. 
48. Las gafas de sol deben cumplir la función para la que fueron creadas. Y nunca llevarse por la noche.
49. A pesar de las locuras estilísticas de los 80, hubo algún que otro acierto como el polo. Tras momentos de crisis, ha recuperado el lugar que merece. Nosotros le animamos a incluirlo en su armario. 
50. En caso de duda, consulte a su sastre. 

Estilo Hombre
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios